Cuidado de la Piel

Publicado en por IM Latina

La piel constituye el órgano más grande del cuerpo. Sus tres funciones principales son: actúa como barrera a los agentes externos, contiene los receptores de las sensaciones y regula la temperatura corporal.

La piel está formada por dos capas: la capa externa llamada Epidermis y la interna llamada Dermis.

Sin la piel el organismo estaría desprotegido. Por eso, dada su importancia, se le debe brindar los cuidados necesarios para mantenerla sana.

Algunos cuidados que debemos darle son: restregarla suavemente para aumentar la circulación, hidratarla, mantenerla limpia, vigilar las enfermedades que pueden afectarla, no exponerla a riesgos innecesarios y mantener una alimentación adecuada.

¿Por qué el sol es malo para mi piel?
Los rayos solares —también llamados rayos ultravioleta— dañan la piel. Los resultados a corto plazo de la exposición sin protección a los rayos ultravioleta son las quemaduras de sol y el bronceado. A largo plazo, exponerse a los rayos ultravioleta sin protección puede causar cáncer en la piel.


 

¿Qué debo hacer para proteger mi piel del sol?

Siga estas pautas para "seguridad en el sol" siempre que esté bajo el sol:

  • Manténgase alejado del sol si puede entre las 10 a.m. y las 4 p.m. cuando el sol es más fuerte.
  • Si tiene que estar al aire libre y expuesto al sol, use una camisa de manga larga y pantalones largos para proteger su piel. Use camisas hechas de material con un tejido apretado; como camisetas de algodón de manga larga. Si la ropa le queda suelta usted se sentirá más fresco. Varias compañías como Solumbra y Sun Preacutions tienen ropa especial disponible para protegerse del sol.
  • Use lentes de sol para proteger sus ojos del sol. La exposición al sol aumenta su riesgo de que le salgan cataratas.
  • Use un sombrero de ala ancha que le proteja la cara, el cuello y las orejas del sol. El mejor sombrero para usar bajo el sol tiene un ala de por lo menos 15 cm (6 pulgadas) de ancho a su alrededor. Las gorras de béisbol y similares no protegen sus orejas y cuello.
  • Use crema protectora solar con un factor de protección solar (SPF por sus iniciales en inglés) de por lo menos 15 aun en días nublados. Las nubes no protegen su piel del daño producido por el sol. Solamente la crema protectora solar puede hacerlo. Use bastante crema protectora solar y frótela sobre si muy bien. Póngase la crema protectora solar 30 minutos antes de salir afuera. Póngase la crema protectora solar en todo lugar donde los rayos del sol puedan tocarlo; inclusive en su frente y cara, sus orejas, la parte de atrás de su cuello y en cualquier parte donde no tenga pelo en la parte superior de su cabeza. Algunos productos para protección solar anuncian que no caerán en forma de gotas dentro de sus ojos. Usted puede ensayar esos productos en su cara si esto constituye un problema para usted.


    ¿Qué más puedo hacer para proteger mi piel?
    Es buena idea revisarse la piel una vez al mes. Pregúntele a su médico sobre esto. Si su médico piensa que es buena idea para usted, seleccione cierto día cada mes para revisarse la piel; como la fecha de su cumpleaños o el día en que paga sus cuentas. Un chequeo mensual de la piel le puede ayudar a detectar cáncer de la piel al comienzo. Cuanto más rápido se detecta el cáncer de la piel, mejor posibilidad hay de que éste se cure.

    La regla "ABCDE" le puede ayudar a detectar señas de cáncer de la piel. Cuando se mire los lunares en la piel fíjese en los siguiente:

Regla ABCDE

A por asimetría: un lunar que al dividirse en dos no se ve igual en ambos lados

B por borde: un lunar que tiene bordes poco definidos o indentados

C por color: los cambios en el color de un lunar incluyen el oscurecimiento, la extensión del color, pérdida del color o aparición de colores múltiples como azul, rojo, blanco, rosado, violeta o gris.

D por diámetro: un lunar de más de 0,63 cm (1/4 de pulgada) de diámetro; más o menos del tamaño del borrador de un lápiz

E por elevación: un lunar que está levantado por encima de la piel y que tiene una superficie áspera

También debe fijarse en los siguientes cambios:

  • Un lunar que sangra
  • Un lunar que crece rápidamente
  • Un crecimiento escamoso o con costra en la piel
  • Una llaga que no se cura
  • Un lunar que le pica
  • Un lugar en su piel que se siente áspero como papel de lija
Si su médico le dice que se revise la piel, asegúrese de hacerlo por todo su cuerpo una vez al mes; incluyendo su espalda, el cuero cabelludo y las plantas de los pies. Use un espejo de mano para revisar los lugares que no pueda ver fácilmente. Haga que alguien le ayude a revisarse la parte superior de la cabeza. Usted puede usar un secador de cabello en una graduación baja para mover el pelo de modo que pueda verse el cuero cabelludo con más facilidad.


Etiquetado en Belleza

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post